-

Noticias Amor y Rabia

OTAN contra OTSC

Published on: domingo, 12 de enero de 2014 // , ,


El conflicto sirio ha provocado enormes cambios en la estructura de poder global. Las más importantes son las que están relacionadas con la recuperación rusa del estatus de potencia a tener en cuenta globalmente
La principal característica por la que el conflicto sirio pasará a la historia sera sin duda el éxito del gobierno de Putin al encontrar un camino para evitar una intervención militar de EEUU. Rusia ha logrado así prevenir una Guerra que habría tenido consecuencias catastróficas para toda la region, algo que sólo ha sido posible gracias al enorme esfuerzo económico, logístico, diplomático y militar ruso en apoyo del regimen sirio. Este apoyo ha incluido (entre otras cosas) vetos en el Consejo de Seguridad de la ONU, suministros civiles y militares de todo tipo, créditos financieros, el empleo de los medios de comunicación rusos de alcance internacional (Russia Today, Novosty, Interfax...) para defender la posición del estado sirio en el conflicto, las continuas maniobras militares rusas frente a la costa siria y en torno a la peninsula arábiga, la creación de un escuadrón naval ruso en el mediterraneo, la amenaza de suministrar a Siria con sofisticados sistemas de defensa aérea (los tan nombrados SS-300)…
Y mientras Rusia incrementa sin cesar su poderío militar (este año ha aumentado su presupuesto militar nada menos que un 25%), los cada vez más debilitados EEUU cada vez se asemejan más a la Unión Soviética de los años 80: una economía en caida permanente sin perspectivas de remontar el vuelo, un ejército enorme y empantanado en conflictos imposibles de ganar, un sistema politico cada vez más inutil y que no representa a la población, y un estado cada vez más debilitado e incapaz de tomar decisiones (o de ponerlas en práctica). Un vistazo a la historia vale para saber que a los EEUU les esperan tiempos tumultuosos, y no precisamente en el exterior. El modelo neoliberal, que es a la economía lo que el canibalismo para la gastronomía, se está tambaleando, con todas las consecuencias que conlleva: tumultos sociales, guerras, caos económico y político... Rusia, que conoce el paño, lleva años intentando crear un muro defensivo frente a los difíciles años que se aproximan. Fruto de esta estrategia preventiva es la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (Организация Договора о коллективной безопасности - ОДКБ), desconocida casi por completo en occidente.
Del Near Abroad A LA OTSC
Tras la caida de la URSS y la disolución del Tratado de Varsovia se firmó en 1992 un acuerdo militar entre las repúblicas de la antigua URSS (el Tratado de la Seguridad Colectiva), pero nunca se llegó a crear una organización basada en dicho tratado. Mientras tanto, aunque EEUU se había comprometido con Moscú a no extender la OTAN hasta las fronteras rusas, Washington aprovechó el caos vigente en la antigua URSS y se apresuraron a incluir a todos los estados posibles de Europa Oriental en la OTAN, violando lo acordado. Asimismo, se procedió a destruir Yugoslavia, país cercano a Rusia.

Cartoon americano ironizando sobre la repetición en suelo sirio de lo ocurrido en los aÑos 80 en afganistán: (Miembro de la CIA, con un burro que lleva a cuestas armas para la oposición siria, sorprendido): “¡Boris!“ (Miembro del FSB ruso -la ex-KGB-, en territorio sirio): “¡John! Te echaba de menos desde la guerra fría“. Al fondo, otro ruso entrega un helicoptero a un militar sirio.

Bajo el gobierno pro-occidental de Boris Yeltsin, la política exterior rusa desarrolló el concepto ближнее зарубежье, blizhneye zarubezhye (conocido en occidente como Near Abroad) para referirse a los países que formaron parte de la Unión Sovietica. Para Rusia, estos paises tienen un estatus especial, al ser los países que bordean su frontera, y por lo tanto especialmente importantes en términos de seguridad. Consciente de esta vulnerabilidad, EEUU no ha parado de intentar integrarles en la estructura de la OTAN, con el objetivo de neutralizar a Rusia, el único país capaz de aniquilar militarmente a los EEUU gracias al gigantesco arsenal heredado de la URRS. Fruto de estos esfuerzos fué la entrada de los países bálticos en la OTAN, que además mantienen un verdadero apartheid contra la minoría rusoparlante allí residente desde hace varias generaciones, mientras los antiguos miembros de las divisiones de las SS locales reciben un trato de favor por parte de los gobiernos. 
 
La Guerra de Kosovo, que estuvo a punto de dar lugar a un conflicto armado entre la OTAN y Rusia al ocupar tropas rusas es aeropuerto de Pristina, fué el catalizador que llevó a Putin al poder y marcó el inicio de la reconstrucción de Rusia como potencia global. En poco tiempo se acabó con el control de los oligarcas sobre el estado ruso y se aplastaron las guerrillas fundamentalistas en Chechenia apoyadas por los EEUU y sus aliados. Tras recuperar el control sobre el territorio ruso, Moscú resucitó el fantasmal tratado militar de 1992, y a finales de 2002 se firmó en Uzbequistán un acuerdo entre Rusia y las antiguas repúblicas soviéticas de Armenia, Bielorusia, Kazakastán, Kirgizistán y Tayikistan, que dió lugar a la creación de la OTSC (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva). 
 
En la práctica, el acuerdo es completamente desigual, debido a la asimetría de sus miembros (que en cierto modo recuerda al entrañable acuerdo de defensa mutua antaño existente entre Albania socialista y la China maoista). Por ello, y pese a que la OTSC subraya la igualdad de sus miembros, no es exagerado decir que dicha organización se basa en la garantía rusa de asegurar la seguridad de los paises miembros; Rusia, por su parte, busca asegurar la paz en sus fronteras, ya que la OTSC exige que los conflictos entre los miembros de la OTSC se solucionen de manera pacífica, en el seno de la organización. Asimismo, para ser miembro de la OTSC se requiere no estar sometido a ningún embargo de la ONU, un motivo más para el sistemático veto ruso a cualquier tipo de sanciones de la ONU contra Siria, ya que se habla abiertamente de una posible participación de Siria en la OTSC, que no sería de extrañar vista la importancia de Rusia para la victoria del régimen de Assad. Sin embargo, el tema de los embargos es relativo, ya que Rusia e Irán estuvieron negociando una posible entrada iraní en la OTSC, que al final no tuvo lugar, al parecer por decisón iraní.
Decadencia de EEUU, ascenso ruso

Mediante la OTSC, Rusia se asegura una clientela para sus armas, impide la expansión de la OTAN a lo largo de sus fronteras, y consigue un instrumento para poder influenciar la política de sus países vecinos. Evidentemente, a EEUU no le ha hecho ninguna gracia su existencia, ya que gracias a ella Rusia ha logrado ofrecer una protección frente al expansionismo occidental, y muy especialmente al de Washington en Asia Central. No es casualidad que la OTSC se crease justo después de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, ofreciendo protección frente a unos EEUU dispuestos a aplastar a cualquier país que se les opusiese (como dejaron claro en Afganistán e Irak).
Uzbequistán es un buen ejemplo del papel de la OTSC como refugio contra el expansionismo de EEUU. pese a haber sido el país anfitrión donde se creó la OTSC, el dictador uzbeco decidió abandonarla y pasar a formar parte de la GUUAM, organización antirusa creada por los EEUU para agrupar A Georgia, Ucrania, Uzbequistán, Azerbaian y Moldavia, países pro-occidentales que tienen frontera con Rusia. A finales de 2005, Uzbequistán decidió abandonar la organización en protesta contra las presiones de EEUU. La respuesta americana fué una “Revolución de colores“ (un eufemismo para encubrir un golpe de estado organizado por EEUU), que el regimen uzbeco aplastó sin miramientos, volviendo a la OTSC en busca de refugio frente a la ira de EEUU. 
 
En los últimos años la influencia de Rusia sobre los miembros de la OTSC no ha parado de crecer, lo que se puso de manifiesto en la introducción en noviembre de 2011 de una clausula imponiendo a los paises miembros pedir permiso al resto antes de permitir a paises terceros abrir bases militares; de esta forma, Rusia ha logrado tener derecho de veto sobre su politica de defensa. Debido a ello, Uzbequistán decidió salirse de nuevo de la OTSC a mediados de 2012 tras un conflicto con Kirgizistán, con la velada esperanza de ser cortejado por EEUU, que está siendo obligado por Moscú y sus aliados de la OTSC a abandonar sus bases en Asia Central.
La Guerra de Siria ha aumentado la importancia de la OTSC, algo que en occidente se silencia. La cada vez más segura victoria del régimen de Assad habría sido imposible sin la decisión rusa de apoyar a su aliado hasta el fin, sin imponer condiciones políticas. Rusia ha justificado su posición como la defensa de la soberanía territorial de los estados, negando el derecho al uso de la fuerza contra régimenes incómodos para occidente. Todo esto, unido al prestigio ganado al lograr impedir el ataque de EEUU contra Siria, ha devuelto a Moscú la posición de alternativa a Washington que perdió tras hundirse la Unión Soviética. 
 
Buena muestra de ello es la proliferación de visitas a Moscú de los contrarios al actual orden en Oriente Medio (kurdos, palestinos, la oposición en Bahrein...), hasta el punto que un ex-jefe del Mossad (servicio secreto israelí) ha reconocido que Rusia vuelve a ser un actor importante en la región. Además, Moscú ha ganado nuevos socios: en Abril, Serbia y Afganistán se han integrado con el papel de observadores en la OTSC.
La Unión Euroasiática
A nivel económico la situación es similar: a comienzos de septiembre, Armenia ha comunicado por sorpresa su decisión de integrarse en la Unión Euroasiática, la alternativa rusa a la Unión Europea que se planea poner en marcha en 2015. En Moldavia, la crisis de la coalición pro-europea aupada al poder mediante una “Revolución de colores“ en la que se arrasó el parlamento llevará al poder a una segura mayoría de partidos prorusos, que han declarado publicamente querer formar parte de la Unión Eurosasiática; e incluso Uzbequistán se está aproximando a Rusia: el pasado septiembre decidió volver a formar parte de la EurAsEc (Comunidad Económica Euroasiática), la zona de libre comercio organizada por Rusia que es el corazón de la Unión Euroasiática, y que había abandonado en noviembre de 2011, poco antes de abandonar la OTSC.
A estas victorias se unen otras en el plano energético: a finales de 2012 Rusia logró que Turquía y Bulgaria dejasen de bloquear la construcción de South Stream, un gigantesco gaseoducto que estrecha los lazos de dependencia energética entre Rusia, Italia, Europa central y los Balcanes, rodeando Ucrania. Para impedirlo, EEUU intentó poner en marcha el proyecto Nabucco, un enorme gaseoducto que pretendía unir Asia Central, el Caucaso y Oriente Medio con los Balcanes atravesando Turquía. Cuando quedó claro que Nabucco no se iba aconstruir, tanto Turquía como Bulgaria pactaron con Putin. 
 
Nabucco, que tenía como objetivo debilitar los lazos energéticos entre la Unión Europea y Rusia y era uno de los motivos principales de la beligerancia del gobierno turco contra el régimen sirio, ha sido abandonado oficialmante el pasao octubre, de manera que no hay alternativas a la vista a los suministros energéticos rusos. El fin de Nabucco, directamente relacionado con la guerra Siria, ha tenido otra consecuencia favorable para los intereses rusos: Turkmenistán, cuyo gas habría sido clave para Nabucco (a costa de enemistarse con Siria e Iran, que hicieron causa común), decidió en septiembre profundizar su colaboración estratégica en el campo energético con Rusia, en lugar de enfrentarse a ella como pretendían los EEUU. 
 
Creciente decepción de los aliados de EEUU contra Rusia
En diciembre de 2012 los paises miembros de la OTSC decidieron profundizar el proceso de integración colectiva de sus ejércitos mediante la creación de un sistema integrado de defensa antiaéreo y antimisiles. Esta decisión fué tomada después de que EEUU comunicase que reducía las dimensiones del escudo antimisiles que vá a instalar en Europa “para interceptar misiles balísticos iraníes”, hoy inexistentes. El objetivo real del escudo era reducir la capacidad estratégica de los misiles rusos, únicos capaces de destruir a EEUU. por eso su construcción es importante motivo de enfrentamiento entre Moscú y Washington. 
 
La decisión de Obama de reducir el escudo estaba motivada por su decisión de centrarse en Asia, pero decepcionó enormemente a los paises que habían apoyado el escudo frente a Rusia. Los polacos habían firmado entusiastas la instalación de misiles de EEUU en su territorio pese a las advertencias rusas; finalmente, los americanos no cumplieron lo acordado, pero los rusos llevaron a efecto su amenaza, instalando misiles Iskander en el territorio de Kaliningrado situado en la frontera polaca, debilitando la capacidad estratégica de las fuerzas armadas polacas; La decepción ha ido tal que el propio presidente polaco declaró (agosto 2012) que había sido un error implicarse en el escudo de EEUU. El pasado marzo se hizo público un plan polaco para crear su propio sistema antimisiles, con un coste de 43.000 millones de dólares, para defenderse... del despliegue ruso provocado por Obama. Y para empeorar la situación, recientemente Rusia ha decidido instalar sus misiles antiaéreos más modernos en Bielorusia, capaces de controlar todo el espacio aéreo polaco. 
 
Rumanía, el otro país que aceptó instalar misiles americanos en su territorio, también se ha arrepentido. Su decisión de aceptar instalar misiles americanos en su territorio se tomó de manera impulsiva, en el contexto de las guerras del gas. Rusia, harta de los conflictos con el gobierno búlgaro sobre el trazado de South Stream por su territorio, decidió sondear la posibilidad de atravevesar Rumanía, algo que pronto se demostró como imposible debido a las enormes exigencias rumanas. Sin embargo, dichas negociaciones llevaron al gobierno búlgaro a temer que finalmente rusos y rumanos se pusieran de acuerdo, y Bulgaria cedió finalmente. Eso sí, el jefe de gobierno bulgaro (de oficio guardaespaldas) justificó el ahebr firmado en una entrevista con el Financial Times británico presentándose como el unico jefe de gobierno que había sido capaz de hundir varios proyectos rusos... y culpando a la evidente inviabilidad de Nabucco de su firma.

En 2012 y 2013, el efecto disuasivo de La flota rusa fué fundamental para evitar una agresión militar de la otan contra siria. Despliegue militar ruso en el mediterraneo, verano 2013 (itar-tass/reuters)

La reacción rumana al acuerdo ruso-búlgaro fué permitir a EEUU instalar los misiles antirusos, un error estratégico que quedó en evidencia cuando se hizo público el pasado año que que Nabucco no se iba a construir, y finalmente este año se supo que su alternativa en miniatura, Nabucco West, tampoco se construirá. Nabucco iba a atravesar Rumanía, proporcionando divisas y independencia energética, motivo por la actitud chulesca de Rumanía feente a Moscú. Ahora, Rumanía tiene que negociar con Rusia, pero es ahora Moscú quien tiene todas las cartas en la mano, motivo por el cual el enfurecido gobierno rumano ha exigido publica e inutilmente indemnizaciones por haber apoyado Nabucco. No es el unico en haber cometido el error de menospreciar a Rusia. Croacia, otro país que Rusia contempló como alternativa se comportó igual que Rumanía, para finalmente ver como South Stream atravesará Serbia, de la que van a pasar a depender para su seguridad energética, dando lugar a que el presidente croata reconociese publicamente el error cometido.
Y en el Caucaso, donde los aliados de EEUU han sido fuente de constantes conflictos con Rusia, la situación está dando también un giro. En Georgia, las elecciones de finales de 2012 han llevado al poder a un gobierno que ha declarado que su prioridad es mejorar las relaciones con Moscú, gélidas tras una “Revolución de colores” que llevó al poder a un abogado de Wall Street que se creyó suficientemente protegido por la OTAN como para atacar al ejército ruso en 2008. La paliza que se llevó fué enorme, ya que Rusia aprovechó el conflicto para demostrar que su ejército aún ha de tenerse en cuenta; además, Georgia perdió una quinta parte de su territorio, ya que Moscú reconocó a Osetia del sur y Abjacia como estados independientes, en venganza rusa por el reconocimiento occidental de Kosovo. La OTAN y EEUU no movieron un dedo para parar al ejército ruso, que solo se detuvo a petición expresa de Francia, y por favor. Este año, la OTAN ha comunicado oficialmente que ni Georgia ni Ucrania se integrarán en 2014 en la organización, algo que posiblemente nunca ocurrirá: Ucrania ha retirado su candidatura, y es dificil que Georgia, conocida por su inestabilidad, entre en la OTAN: Europa no olvidará facilmente que el gobierno georgiano que atacó de manera suicida a Rusia casi habia logrado entrar en la OTAN, lo que (teoricamente) habría obligado al resto de sus miembros a declarar la guerra a Rusia... 

 
Boletín Nr.01

Boletín AyR Nr.02

 

LA LUCHA ARMADA AL SERVICIO DEL ESTADO

Contenido:
  • EL TERROR COMO INSTRUMENTO
  • La importancia estratégica de Siria (1): DEL FERTIL CRECIENTE A LAS CRUZADAS
  • La nueva Guerra Fría - OTAN CONTRA OTCS

ECONOMÍA

PUBLICACIONES