-

Noticias Amor y Rabia

Secuestrar a un presidente es la guerra

Published on: domingo, 12 de enero de 2014 // , , ,

Antonio PÉREZ
03/07/2013



(06/07/13 10:00) Ante el secuestro del presidente Evo Morales por parte de los Aliados europedos de EEUU, caben muchos comentarios. El primero que se nos ocurre es felicitar a Morales no sólo por haber salvado la vida sino también porque creemos que, si ahora no está despanzurrado en algún maizal europeo, ha sido precisamente por NO ser amigo de los gringos. 

De lo contrario, de haber sido secuaz del Imperio, probablemente hubiera corrido la suerte de los presidentes amigos de USA, los Ferdinand Marcos, Noriega, Sadam Hussein, Gadafi y etcétera. El pretexto hubiera sido que llevaba al exespía Snowden de contrabando. Pero, esta vez, el presidente amigo no habría sido asesinado alevosamente sino que habría fallecido a
causa de “un desgraciado accidente de aviación” probablemente debido a “un lamentable y trágico malentendido” entre cazabombarderos de la OTAN que, quizá, habrían despegado de Camp Bondsteel, la mega base gringa en el narco-estado de Kosovo. La primera Comisión de Investigación USA-Rusia-Unión Europea apuntaría en esa dirección aunque no llegaría a ninguna conclusión terminante y la enésima Comisión lo aclararía un siglo después con pérdida de toda sustancia.

Algunos curiosísimos accidentes aéreos

Los españoles sabemos bastante de cómo los sátrapas se la juegan entre ellos. Baste recordar que Franco eliminó a sus compinches en la troika maldita por el expeditivo método del accidente aéreo: el general Sanjurjo lo sufrió a los tres días de sublevarse contra la República, en julio de 1936 y el general Mola, meses después, en junio de 1937.

En cuanto a la inveterada afición de los gringos a reventar aviones ajenos, sean civiles o militares, estén en guerra o en paz, quizá sea suficiente ejemplificarla en uno de sus asesinatos más infames: el del vuelo iraní IR 655. No se nos ha olvidado que, el 03.julio.1988 (hoy hace exactamente 25 años), el crucero USS Vincennes, al mando del capitán Will Rogers III, disparó un misil contra un avión de la compañía Iran Air que efectuaba el vuelo comercial IR 655; murieron todos sus ocupantes, casi 300 personas, entre ellas una sesentena de niños.

Y, si miramos hacia América Latina, los ejemplos se multiplicarían por lo que sólo mencionaremos un caso: en 1976, los sicarios Bosch y Posada Carriles hicieron explotar en pleno vuelo un avión de Cubana de Aviación con 73 pasajeros.

Claro está que el vuelo cubano no era de Estado sino de simples gentes del común. ¿Hubiera ocurrido lo mismo de ser vuelo presidencial? Por supuesto que también y nos remitimos a dos de las muchas pruebas disponibles: el presidente ecuatoriano Jaime Roldós fue asesinado en 1981 por el expeditivo método del avión malo para que pudiera sucederle Osvaldo Hurtado, un meapilas democretino, y el panameño Omar Torrijos (también asesinado en 1981) murió en parecidas circunstancias porque los gringos nunca le perdonaron que les obligara a dejar el Canal en manos de sus legítimos propietarios. 

Mexicanos protestan frente a la embajada de EE.UU.


Advertencias nada subliminales y atlantismo del bueno

El Imperio oscila permanentemente entre el palo y la zanahoria. Unas veces quieren convencernos de que debemos ser amigos y otras, simplemente aterrorizarnos. El incidente Morales-Snowden forma parte de la segunda opción. Por ello, todos los ejemplos anteriores son, justamente, los que el Imperio quiere que recordemos. Hoy, los gringos quieren que sepamos que derribarán cualquier avión en el que, presuntamente, viaje Snowden. Bueno, ya lo hemos hecho. Señora CIA y Señor Fondo de Reptiles: ¿cuándo nos van a pagar? Ya hemos contribuido al mantenimiento de la marca Universal Terror (made in USA) pero, si tardan en pagarnos el salario del miedo como es su mezquina costumbre, nos veremos obligados a tirar de la manta. 

Si tal ocasión llega, no vamos a decir nada de los gringos porque ellos se lo dicen todo. Hablaremos de los europedos de la UE, de cómo su tremebunda irritación verbal por haber sido espiados por Obama se ha quedado en agua de borrajas o en palabritas de niño Jesús. Ayer, los líderes europedos, en el colmo de su temeridad suicida, se atrevían a pedirles humildemente a los gringos que les “clarificaran” el espionaje sufrido cuando, en realidad, no hay nada que clarificar porque todo está más claro que el agua clara. Hoy, cualquier sargentillo gringo les podría responder: ‘yo te espío porque tengo la capacidad técnica suficiente y ustedes, europedos, deberían aprender de una fucking vez que EEUU no tiene amigos, sólo clientes’. Por su parte, al Tío Tom Obama le salió el fino picapleitos intelectual de Harvard y les contestó con tanta transparencia como prepotencia: ‘Chincha rabia, que ustedes también quieren espiar a todo el mundo pero no pueden. Chincha rabia que yo tengo un aparatito que ustedes no tienen’. 

Más aun, recordaremos a los actuales mangantes de la UE que ‘la nueva Europa’ –por favor, no se rían por lo de ‘nueva’- se aglutinó para hacer frente a los dos Imperios de entonces, el del Oso Ruso y el del Tío Sam. Señores Barroso –ex marxista leninista- y compañía: están ustedes traicionando a los principios fundadores de la UE. La están vendiendo por un plato de bytes o regalando por una entrada en Eurodisney.

Asimismo, subrayaremos que secuestrar con el agravante de asesinato en grado de tentativa a un Presidente como han hecho en mayor o menor grado de autoría y complicidad España, Francia, Italia y Portugal, es equivalente a una Declaración de Guerra. Que luego se hayan arrepentido y hayan liberado al secuestrado presidente habla más de la verdadera naturaleza del entorno de Merkel –quien, de ser la nueva Dama de Hierro ha pasado a ser Dama de Natillas- que de su supuesta agilidad política. 

Y, finalmente, a esta España gobernada por la coalición neo-franquista, le preguntaremos: ¿y es así, secuestrando presidentes latinoamericanos, como quieren seguir con la cansina cantinela de “España puente de unión entre América y Europa”? ¿Es así como van a seguir insistiendo en que basta con mirar al mapa para percatarse de que la geografía nos ha regalado una posición privilegiada para el Encuentro entre Dos Mundos? 

No obstante, como somos unos genuinos patriotas españoles, ofrecemos a los sátrapas españoles una solución: regálenle a la Presidencia de la paupérrima Bolivia un avión grandote que le permita volar distancias largas sin escalas. Lo dicho, es una solución tan gratis como la que hemos servido a los gringos, pa’ que vean que nosotros –como el Felipe González de otrora- no queremos pertenecer a la OTAN precisamente porque somos verdaderamente transatlánticos. 

ECONOMÍA

PUBLICACIONES