-

Noticias Amor y Rabia

Misteriosas muertes en Ucrania

Published on: jueves, 27 de agosto de 2015 // ,



La corriente principal de los medios de comunicación de EEUU es hacer blindaje para proteger el gobierno golpista de Ucrania de toda crítica —desde las milicias neonazis hasta las evidentes actividades de «escuadrones de la muerte»—, incluyendo una serie de misteriosas muertes de políticos antigolpistas, como William Blum nos indica en Anti-Empire Report

Por WILLIAM BLUM


Tras el asesinato del ex viceprimer ministro y líder de la oposición rusa Boris Nemtsov en Moscú, el 27 de febrero, Occidente se lo pasó bomba. Desde fuertes insinuaciones a la acusación directa de un asesinato político del Kremlin dirigida, los medios de comunicación ad de tratar el presidente ruso, Vladimir Putin como un muñeco en el que desahogarse.

El Parlamento Europeo adoptó una resolución instando una investigación internacional sobre la muerte de Nemtsov y sugirió que la OCDE, el Consejo Europeo, y la ONU desempeñar un papel en la investigación.

Los senadores estadounidenses John McCain y Lindsey Graham introdujeron una Resolución por la que el Senado de EEUU condenó el asesinato. La Resolución también pidió al presidente Barack Obama y la comunidad internacional que pongan en marcha una investigación independiente y que redoblen sus esfuerzos para avanzar en la libertad de expresión, los derechos humanos y el Estado de Derecho en Rusia.

Además, se instó a Obama a seguir castigando a los violadores de derechos humanos en la Federación Rusa y aumentar el apoyo estadounidense a los activistas en pro de los derechos humanos en Rusia.

Mientras tanto, en el mismo período de tiempo, en Ucrania, fuera de la zona de pro-rusa en el sureste, se informó lo siguiente:

• 29 de enero: El ex presidente del gobierno local de la región de Jarkov, Alexey Kolesnik, se ahorcó.

• 24 de febrero: Stanislav Melnik, miembro de la oposición (Partido de las Regiones), se pegó un tiro.

• 25 de febrero: El alcalde de Melitopol, Serguei Valter, se ahorcó unas horas antes de su juicio.

• 26 de febrero: Alexander Bordiuga, subdirector de la policía Melitopol, fue encontrado muerto en su garaje.

• 26 de febrero: Alexander Peklushenko, ex miembro del Parlamento de Ucrania y ex alcalde de Zaporiyia, fue encontrado muerto a tiros.

• 28 de febrero: Mijail Chechetov, ex parlamentario, miembro de la oposición (Partido de las Regiones), «se cayó» por la ventana de su apartamento, en el piso 17, en Kiev.

• 14 de marzo: El fiscal en Odesa, Serguei Melnichuk, (32-años de edad), «se cayó» desde un noveno piso.

El Partido de las Regiones acusó directamente al gobierno de Ucrania de la muerte de los miembros de su partido e hizo un llamamiento a Occidente para reaccionar ante estos sucesos. «Hacemos un llamamiento a la Unión Europea, la PACE [Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa], y las organizaciones europeas e internacionales de derechos humanos para que reaccionen inmediatamente a la situación en Ucrania, y den una valoración jurídica de las acciones criminales del gobierno ucraniano, que cínicamente asesina a los políticos de la oposición».

No podemos concluir de lo anterior que el gobierno de Ucrania fue el responsable de todo, o incluso ninguna, de estas muertes. Pero por mucho que les pese a los medios de comunicación y políticos estadounidenses, tampoco podemos llegar a la conclusión de que el gobierno ruso era responsable de la muerte de Boris Nemtsov.

Una búsqueda en la gigantesca base de datos de noticias Nexus no encuentra ninguna mención de cualquiera de los ucranianos fallecidos excepto el último de arriba, Serguei Melnichuk, pero no se refiere a la misma persona. Así pues, parece que ninguna de las muertes en la lista anterior se atribuye al gobierno de Ucrania, un aliado de occidente.

¿Dónde están las demandas de investigaciones internacionales para alguna de estas muertes, en los Estados Unidos o en Europa? ¿Dónde está el senador McCain?


[Esta traducción forma parte de segundo número de nuestra circular PRISMA.]

ECONOMÍA

PUBLICACIONES