-

Noticias Amor y Rabia

Amnistía Internacional, colonialismo con un rostro amable

Published on: domingo, 12 de enero de 2014 // , ,

Si necesita más pruebas de que Amnistía Internacional es para el siglo XXI lo que eran los bebedores de ron que acarreaban La Carga del Hombre Blanco [1] en el siglo XIX, eche un vistazo a su actual campaña por un tratado global para el comercio de armas [2]. Amnistía basicamente está llevando a cabo una campaña de agitación a favor de occidente, al cual considera civilizado y responsable, para prevenir que el resto, o lo que Amnistía denomina eufemísticamente la gente “equivocada” [3], puedan echar mano de armas y bombas. Es una llamada a favor de un reparto del mundo de estilo colonial, entre aquellos considerados decentes y adultos no solo para poseer armas sino también para decidir quién puede poseerlas (nosotros), y los juzgados demasiado infantiles y brutales como para permitirlos estar cerca de armas, dando rienda suelta al “peor tipo de atrocidades“ (ellos).

Amnistía Internacional usando la masacre de Houla para pedir una intervención "humanitaria" contra Siria [4]

Dado que Estados Unidos ha utilizado su vasto arsenal para causar más destrucción en todo el mundo que cualquier otra nación en los últimos 10 años, es extraño que Amnistía les pida que lideren el camino para la restricción del flujo de armas a los paises “equivocados“. Amnistía quiere que Washington dé su bendición a un tratado que restrinja la venta mundial de armas en el caso de que exista un “riesgo sustancial“ de que dichas armas sean “utilizados para cometer graves violaciones de derechos humanos“ (No quiero ser gracioso, pero ¿para qué otra cosa se utilizan las armas? ¿Para hacerle cosquillas a la gente?). Amnistía dice que Washington debe “demostrar un verdadero liderazgo“ en el tema del comercio de armas y “enviar un claro mensaje a otros líderes mundiales“ de que no tolerará que las armas caigan “en manos de los violadores de los derechos humanos“ [5].
Esto es un poco como pedir a Rose West [6] que cuide de chicas que se han escapado de casa de sus padres y se asegure de que no sufrirán ningún daño. ¿Por qué pedir a una nación que ha cometido numerosas “atrocidades“ y “violaciones de los derechos humanos“ que autorize un tratado que supuestamente ha de prevenir que ese tipo de cosas sucedan en otros lugares, quitando las armas de las “manos equivocadas“? Se debe a que, al igual que sus antepasados moralistas del movimiento colonialista del siglo XIX, Amnistía cree que Occidente es fundamentalmente decente, cuyas guerras no son más que una aberración de su carácter habitual, y que tiene una responsabilidad moral para desarmar y pacificar y por extensión a civilizar la hordas armadas hasta los dientes que hay por todas partes, cuyas guerras son una expresión de su carácter innatamente deformado.

Suzanne Nossel, "executive director" de la sección de EEUU de Amnistía Internacional (más importante de todas), es un buen ejemplo de lo bien engrasadas que están las conexiones de AI con el poder: anteriormente fue jefa de operaciones de Human Rights Watch, vicepresidenta de estrategia del Wall Street Journal, vicepresidenta de Bertelsman Media en EEUU (uno de los grupos mediáticos más grandes del mundo), colaboró con algunos de los principales think tank de EEUU, (Century Foundation, Center for Amerivan Progress, Council on Foreign Relations), y trabajó varios años para el Departamento de Estado de EEUU. Su nombramiento estuvo marcado por protestas, debido a su defensa de la doctrina del ataque preventivo y su apoyo a la invasión militar de Afganistán por los EEUU, entre otros motivos. Wikipedia: “Suzanne Nossel“ [7].

La demanda de un tratado destinado a impedir que los países occidentales vendan sus armas a los países extranjeros calificados como inadecuados suena radical, un poco como si los activistas de Amnistía Internacional se pegasen con la industria armamentista y redujesen sus ganancias un poco. Pero en realidad, lo que Amnistía está pidiendo es la concentración de armamento en manos de las naciones más poderosas, supuestamente de confianza, y también está pidiendo para esas naciones que desempeñen el papel de controladores globales de la guerra y la paz mediante la garantía del flujo de armas a algunos países, pero no a otros. No hay nada remotamente radical en suplicar a Washington y sus compañeros occidentales que decidan qué países pueden luchar en guerras y cuáles no.
Probablemente la cosa más condescendiente sobre la campaña de Amnistía es su convicción de que sólo mediante la eliminación de las armas de zonas del mundo caóticas sumergidas en conflictos podríamos detener las guerra. Amnistía dice que la causa de un conflicto mundial actual es el hecho de que vivimos en “un mundo inundado de armas y equipos militares que son muy fáciles de obtener“. Desde este punto de vista moralista, las armas mismas provocan las guerras, las armas son los controladoras reales de conflictos por doquier; la gente “equivocada“ ve que estas armas son bastante fáciles de comprar, por lo que las compran y matan a gente con ellas - presumiblemente por la emoción de hacerlo. En realidad, las guerras que se libran en África y en otras partes son fundamentalmente conflictos políticos o territoriales; son luchas por el poder y los recursos, lo mismo que las guerras de los gobiernos occidentales. La guerra es la búsqueda de la política por otros medios por allí, tanto como lo es por aquí. Al describir estos conflictos como un producto del tráfico de armas, Amnistía roba a los países no occidentales su condición de actores adultos, como criaturas de la política y el poder, y los reduce al papel niños crecidos que juegan con juguetes peligrosos simplemente porque pueden.

 Cartel de AI apoyando la invasión de Afganistán, durante la conferencia de la OTAN en Chicago (Mayo 2012).

Los conflictos políticos necesitan soluciones políticas, no de hombres de piel blanca con casacas decretando qué extranjeros pueden ser armados y cuáles no. Han pasado más de cien años desde que Kipling, en su poema La carga del hombre blanco [8], describiese a ciertos pueblos extranjeros como “medio diablos y medio niños“. Es deprimente ver cómo grupos como Amnistía Internacional todavía mantienen esa visión de la realidad.
* * *
COMENTARIO (Amor y Rabia): Un año después de que AI propusiese que occidente controlase el tráfico de armas global (definiendo a quién armar y a quién no), se pueden ver las consecuencias que habría tenido dicha propuesta: en Siria, mientras Rusia se ha opuesto en el G8 (junio 2013) a imponer un embargo de armas contra el gobierno sirio, quienes lo piden se están dedicando a armar a la oposición, que busca derribar al gobierno y está dando muestras de un increible salvajismo, llegando incluso a prácticas de canibalismo y limpieza étnica, matando mujeres por divorciarse o niños por blasfemar. AI brilla por su ausencia a la hora de denunciarlo, aunque incluso el jefe de la ONU ha denunciado que el envío de armas a los rebeldes retrasa la solución del conflicto sirio. 

(Brendan O‘Neill, "La última campaña de Amnistía Internacional sobre el comercio de armas es colonialismo de rostro amable" - 25.07.20122) 


NOTAS
[1] Rudyard Kipling, “The White Man’s Burden” ; “El tema es un mandato retórico al hombre blanco para que colonice a las demás razas en beneficio de éstas mismas, siendo su “carga” tanto la tarea como los propios pueblos a colonizar. A causa de este tema, así como de lo rotundo de su título, se convirtió enseguida en un emblema del dominio colonial y del eurocentrismo”: WIKIPEDIA, “La carga del hombre blanco” .
[2] Reuters (25.07.2012): “Draft U.N. arms trade treaty full of holes, activists say“ .
[3] Amnesty International/UK (05.07.2012): “Arms: New version of Joss Stone song released in support of strong Arms Trade Treaty” .
[4] Amnesty International (25.08.2012): “Swift UN actionneeded on Syria after Houla assault“ .
[5] Amnesty International/UK (17.07.2012): “USA-Arms: World’s largest arms exporter urged to reject human rights ‘escape clause’ in historic treaty” .
[6] Rose West es una asesina en serie británica de jóvenes adolescentes: WIKIPEDIA, “Rosemary West“ .
[7] WIKIPEDIA, “Suzanne Nossel“.
[8] Rudyard Kipling, “The White Man’s Burden” ; “El tema es un mandato retórico al hombre blanco para que colonice a las demás razas en beneficio de éstas mismas, siendo su “carga” tanto la tarea como los propios pueblos a colonizar. A causa de este tema, así como de lo rotundo de su título, se convirtió enseguida en un emblema del dominio colonial y del eurocentrismo”: WIKIPEDIA, “La carga del hombre blanco”.
Author image

Amor y Rabia Nr. 66

 

SIRIA. NEOLIBERALISMO, COLONIALISMO Y FUNDAMENTALISMO CONTRA UN ESTADO INCÓMODO

Contenido: LOS MASS MEDIA CONTRA SIRIA - SIRIA Y LA RECURRENTE EXCUSA DEL INTERVENCIONISMO HUMANITARIO - LA AYUDA HUMANITARIA COMO ARMA - EL FUNDADOR DE REPROTEROS SIN FRONTERAS, CANDIDATO FASCISTA - AMNISTÍA INTERNACIONAL, COLONIALISMO DE ROSTRO AMABLE - ¡OLVIDA LO QUE HAS VISTO! UNA DESPEDIDA DE AL JAZEERA

ECONOMÍA

PUBLICACIONES